como cuidar una suculenta

Como cuidar una suculenta

Compartí este articulo en tus redes sociales

Cuando compramos nuestra primer suculenta pensando que es la planta mas facil de cultivar y luego nos damos cuenta que ante un pequeño descuido nuestra suculenta tiene problemas. Recien en ese momento solemos preguntarnos Como cuidar una suculenta.

En este articulo te daremos toda la información que necesitas para saber Como cuidar una suculenta.

Aprovechamos la oportunidad para invitarte a que te unas a nuestra comunidad Coleccionistas de Cactus y Suculentas en Facebook donde puedes realizar tus consultas, compartir consejos, fotografías.

Para cultivar suculentas sanas tendremos que tener en cuenta algunos puntos y recien en el momento que los conocemos nos daremos cuenta que es facil.

Apenas compramos una suculenta tenemos que ver cual es el nombre exacto de esa especie. Conociendo ese dato verificamos cuales son los púntos a tener en cuenta para saber Como cuidar una suculenta.

  • luz adecuada
  • regar correctamente
  • fertilizar solo en la epoca adecuada.
  • elegir el sustrato adecuado

Nunca debemos dejar de tener en cuenta que los riegos no son una ciencia exacta y varian de acuerdo al lugar del mundo donde nos encontremos. Conocer el lugar de origen de nuestra suculenta nos dará una perspectiva de los cuidados que debemos tener con ellas. Muchas de ellas son de climas deserticos por lo que es mejor menos agua que mas.

Hojas marchitas

Debermos tener en cuenta que no siempre las hojas marchitas son un indicador de que algo está mal. En muchas especies cuando la hoja finaliza su ciclo se seca pero eso no indica que la planta no esté saludable. Generalmente las hojas de la parte inferior pueden marchitarse a medida que aparecen hojas nuevas.

Si es conveniente que quitemos las hojas marchitas de la planta. Deberiamos arrancarlas con mucho cuidado de no dañar el tallo.

Luz suficiente

Dependiendo la variedad de nuestra suculenta deberiamos tener en cuenta que a la mayoria de las suculentas les encanta la luz y necesitan aproximadamente seis horas de sol por día.

La sobreexposición solar puede quemarlas. Si bien la mayoria de las suculentas son de lugares deserticos hay muchas especies que no toleran bien la luz solar directa.

Apenas las compramos tampoco es recomendable exponerlas al sol directamente sino hacerlo en forma gradual.

Cuando cultivamos una suculenta dentro de casa podremos notar que la suculenta se inclina hacia un lado, esto puede ser un sintoma de luz insuficiente.

Luego de la inclinación comenzamos a notar que ademas crece estirada. Aqui ya estamos ante un problema por no actuar en el momento que notamos que la planta se estaba inclinando.

Este fenómeno se llama etiolación y se produce porque la planta recibe escasa luminosidad. Para evitarlo te recomendamos leer la nota que se encuentra a continuación.

Cual es el mejor sustrato para suculentas

Es fundamental que el sustrato en el que plantes tus suculentas te garantice un buen drenaje. Puedes comprar sustrato para suculentas. Nosotros recomendamos que compres los componentes y realices tu propia mezcla.

En el siguiente articulo te dejamos 4 mezclas distintas que puedes preparar.

Las raíces de las suculentas son muy frágiles por lo que deberias tener sumo cuidado al trasplantar.

Como regar suculentas

Como siempre te recomendamos que riegues tus suculentas cuando el sustrato esté completamente seco.

En cada especie la frecuencia de riego varia pero por lo general en verano y primavera debemos darle mas agua mientras que en invierno algunas especies necesitan que el riego sea minimo.

El riego excesivo puede atraer plagas u ocasionar pudrición de raices.

Nunca uses un atomizador para regar las suculentas, el agua pulverizada moja superficialmente el sustrato y la parte aérea de la planta. El riego será insuficiente y provocará que las hojas se quemen o que aparezcan pulgones.

Una maceta sin agujero de drenaje no es el lugar ideal para una suculenta aunque con ciertos cuidados podemos cultivarlas en estos recipientes.

Exceso de riego

Un riego inapropiado suele ser el causante principal de la muerte de una suculenta. Si las hojas se vuelven amarillas y transparentes y al tocarlas parecen húmedas o blandas, probablemente se debe a un exceso de agua.

Mientras el daño afecte solo a las hojas, la planta puede recuperarse. Eliminamos las hojas estropeadas y reducimos la frecuencia de riego.

Si detectamos manchas negras en el tallo el problema es más grave porque nos encontramos ante un tallo podrido y será dificil salvar la planta.

Es mucho más fácil recuperar una suculenta con faltante de agua que una que ha sido regada en exceso.

Como salvar una suculenta enferma por exceso de riego

Como primer punto deberiamos reducir el riego. Tal vez sea necesario cambiar el sustrato y verificar el drenaje de la maceta.

Si el tallo estuviera afectado, cosa que se detecta porque se ven manchas negras de pudrición en él deberiamos cortar el tallo para intentar salvarla. Para esto te recomendamos leas este articulo:

Como salvar una suculenta podrida

Recuerda que si el sustrato no drena bien habrá que cambiarlo.

Suculenta afectada por falta de riego

Si las hojas superiores de la planta comienzan a arrugarse o se secan es probable que solo debas dar a tus suculentas más agua y con el riego se recuperen pronto.

Es mucho más facil recuperar una suculenta que ha sido regada poco que una ha sido regada en exceso.

Cuando fertilizar una suculenta

Las suculentas no necesitan demasiado fertilizante. Es cierto que si las dejamos en una maceta mas de dos años puede que ya no encuentren en la tierra los nutrientes que necesitan para desarrollarse correctamente.

Si quieres fertilizar tus suculentas puedes hacerlo durante la temporada de crecimiento en primavera o verano. Ten cuidado de no abonar en exceso porque puede ser perjudicial para nuestra planta.


Compartí este articulo en tus redes sociales