Como hacer un fungicida casero con leche para hongos

Como hacer un fungicida casero con leche para hongos

Compartí este articulo en tus redes sociales

Si estas buscando Como hacer un fungicida casero con leche para hongos has llegado al sitio adecuado.

En este articulo veremos Como hacer un fungicida casero con leche para hongos.

Los fungicidas son sustancias que se emplean para impedir la aparición o eliminar hongos perjudiciales para las plantas.

Para eliminar a los hongos fitopatógenos en la huerta se puede elaborar un fungicida casero a base de leche en reemplazo de los productos químicos.

Se considera que más de 8.000 especies de hongos producen enfermedades en las plantas. Todas las plantas son atacadas por algún tipo de hongo, y cada uno de los hongos parásitos puede atacar a varios tipos de plantas. Algunos hongos crecen y se reproducen sólo cuando establecen una cierta asociación con las plantas que les sirven de hospedante,

Dentro de los hongos más comunes presentes en la huerta se destacan oidio, mildiu, roya y botrytis.

La aparición de hongos en nuestra huerta puede representar una perdida o disminución de la producción del huerto.

¿Cómo combatir los hongos de las plantas?

Los hongos actúan muy rápido cuando una planta muestra algún signo de debilidad. Riego adecuado, buena aireación y luz solar son puntos de partida de la buena salud de nuestras plantas. Otro son los nutrientes.

Una vez que tenemos los puntos anteriores controlados podemos aplicar un fungicida casero.

¿Cómo hacer un fungicida casero fácil?

Este fungicida es muy fácil de preparar. Solo necesitamos agua, leche y bicarbonato de sodio. También necesitaremos un pulverizador para aplicarlo.

¿Cómo hacer un fungicida con leche y bicarbonato?

El fungicida casero hecho con leche es muy eficaz para eliminar hongos de la huerta. Por otra parte brinda importantes aportes nutricionales y es abono foliar.

La leche no solo puede curar la enfermedad sino que además aporta fosfatos y potasio que son necesarios para que las plantas se desarrollen del mejor modo posible.

Los patógenos atacan frecuentemente cuando existen condiciones de alta temperatura, elevada humedad relativa y el lugar no recibe la ventilación adecuada.

La leche contiene aminoácidos y ácido láctico que es un potente fungicida.

Para preparar fungicida con leche y bicarbonato debemos colocar en un pulverizador 800 ml de agua de lluvia, 200 ml de leche y 20 gr de bicarbonato de sodio. Agitar y aplicar a las hojas y tallos cuando no le dé la luz solar.

Se debe rociar a toda la planta tanto por encima como por debajo de las hojas.

Deberemos repetir el procedimiento dos días seguidos y luego cada 15 días o después de las lluvias.

El agua debe ser preferentemente de lluvia, sino podemos utilizar agua de grifo dejandola reposar previamente.

En cuanto a la leche en lo posible debemos utilizar descremada.

Si la planta ya tiene hongos deberemos quitar las hojas afectadas y tirarlas a la basura. Nunca deberemos tirarlas a nuestro compost.


Compartí este articulo en tus redes sociales