Terapia de agua para suculentas

Terapia de agua para suculentas

Compartí este articulo en tus redes sociales

En este articulo veremos Terapia de agua para suculentas deshidratadas. Esta terapia tambien es conocida como terapia por inmersión y es utilizada para recuperar suculentas deshidratadas o suculentas que sufrieron falta de agua.

La Terapia de agua para suculentas deshidratadas es una técnica que suele recibir muchas criticas. Debemos utilizarla cuando nuestras plantas se encuentran en un estado critico.

Pero: Qué es la terapia de agua para suculentas?, para qué sirve?, en qué casos se puede recurrir a ella?.

La terapia de agua de utiliza cuando tenemos una suculenta deshidratada. Si vemos suculentas con hojas arrugadas puede que esta sea la solución. No debemos abusar de esto ya que de hacerlo en formas reiteradas podriamos dañar la planta.

Deberemos tener en cuenta que nunca deberiamos tener a nuestras suculentas deshidratadas si le damos los cuidados necesarios.

Si nos sucedió porque no sabemos como regar suculentas puedes leer el siguiente articulo: como regar suculentas

Mientras tanto aprovechamos la oportunidad para invitarte a que te unas a nuestra comunidad Coleccionistas de Cactus y Suculentas en Facebook donde puedes realizar tus consultas, compartir consejos, fotografías.

¿Qué es la terapia de agua para suculentas?

La terapia de agua es una práctica que consiste en retirar totalmente una suculenta de su sustrato y sumergir sus raíces en agua por un cierto periodo de tiempo, el cual puede variar entre 1 a 3 días aunque si la deshidratación es severa podremos extender el tiempo.

La terapia de agua se usa en suculentas dañadas por el sol o deshidratadas. También podemos utilizarla cuando compramos suculentas on line y nos llegan por correo a raiz descubierta donde pasaron un período de oscuridad y sequía.

El agua no dañará las raices. La pudrición en suculentas es causada por la presencia de bacterias y patógenos en el sustrato que se multiplican con el exceso de humedad y no por el agua.

¿Para qué sirve la terapia de agua para suculentas?

La terapia de agua para suculentas sirve para rehidratar las suculentas de manera rápida. No es un método de riego, ni algo que se deba realizar frecuentemente en una planta. La terapia de agua suele usarse en casos extremos.

La idea es poner las raíces de la planta en contacto directo con agua para que se hidraten en profundidad. Lo que logramos de ese modo es una sobre exposición al agua que no logramos al realizar riegos normales.

En ocasiones, las suculentas que han sido privadas de agua por largos periodos de tiempo o expuestas a temperaturas extremas tienen problemas para absorber agua. Si notamos que con los riegos normales no se recupera nuestra suculenta podemos utilizar la terapia de agua. Incrementando la frecuencia de riegos solo podremos ocasionar la pudrición de sus raíces sin obtener el objetivo esperado que no es más que la planta logre hidratarse.

En esta práctica se retira la tierra para suculentas porque, contrario a lo que suele creerse, no es únicamente el exceso de agua el causante de la pudrición en las suculentas.

Generalmente las raíces de una suculenta pueden pudrirse debido a la presencia en el sustrato de bacterias y hongos que proliferan con el exceso de humedad del mismo.

Las suculentas puestas solamente en agua (sin sustrato) no se pudren porque las bacterias, hongos y patógenos presentes en el sustrato no están presentes en el agua. Tampoco no deberemos abusar de ello porque las suculentas no son plantas que se desarrollen correctamente en el agua.

Hay muchos cultivadores que enraizan y propagan suculentas en agua de manera efectiva.

Ahora, el proceso de retirar el sustrato, poner la suculenta en agua y plantar de nuevo puede ser estresante para la planta y podría causar daños en las raíces, por esto solo es recomendable realizar la terapia de agua en casos muy específicos.

Usos de la terapia de agua para suculentas

El propósito de la terapia de agua es rehidratar en forma rápida nuestra suculenta. En condiciones normales no deberiamos recurrir a esta terapia.

Realizando riegos adecuados y utilizando un buen sustrato para suculentas no debería ser necesario utilizar la terapia de agua para suculentas.

Una suculenta presenta claros signos de deshidratación cuando tiene sus hojas opacas, hojas blandas, hojas arrugadas, tallos y hojas apuntando hacia el suelo.

Esta tecnica tambien puede utilizarse si la planta recibió un exceso de luz solar. Cabe aclarar que las quemaduras de las hojas no se recuperarán con el uso de la terapia. Una hoja que recibió quemaduras por exceso de sol no se recupera.

Cómo realizar la terapia de agua para suculentas

Quita la suculenta del sustrato

Con mucho cuidado retira la suculenta del sustrato intentando que no se dañen sus raices.

Limpia las raices de la suculenta

Lava las raices de la suculenta. Inspecciona que las mismas se encuentren en buen estado.

Coloca tu suculenta en agua

Coloca la suculenta en un recipiente con agua intentando que las raices queden cubiertas por el liquido pero el resto de la planta quede fuera.

El agua que deberias usar es agua de lluvia o agua destilada. Siempre debe ser agua limpia.

En lo posible deberiamos utilizar un vaso de vidrio o de plastico transparente para poder detectar rapidamente alguna anomalia.

El recipiente debe ser acorde al tamaño de nuestra suculenta para asegurarnos que solo las raices queden en contacto con el agua. Puede ser perjudicial el contacto de las hojas con el agua. Una suculenta absorbe la humedad principalmente por las raíces por lo que no deberiamos dejar las hojas en contacto con el agua.

No deberemos exponer la suculenta a la luz solar.

Verifica que el nivel de agua sea el adecuado. No deberemos tener agua de mas ni tampoco faltante. Siempre debe cubrir las raices.

El tiempo que dejaremos la suculenta en agua dependerá de la evaluación que realicemos del estado de la planta. Si notamos cambios en la salud de la planta con la terapia y si aún le resta tiempo para recuperarse.

En el proceso la suculenta debería tender a mejorar la salud de sus hojas. Si notamos que el estado empeora tal vez no haya sido deshidratación y tengamos un problema mayor.

Como plantar nuestra suculenta

Una vez que nuestra suculenta luzca recuperada deberemos colocarla en sustrato. Es una buena medida utilizar un sustrato nuevo, que no tenga humedad.

Una vez colocada en sustrato no deberemos regar por unos tres días ni tampoco exponerla al sol hasta que no veamos a la planta totalmente recuperada.

Aprovechamos la oportunidad para invitarte a que te unas a nuestra comunidad Coleccionistas de Cactus y Suculentas en Facebook donde puedes realizar tus consultas, compartir consejos, fotografías.

Quieres mas información sobre cactus y suculentas? puedes ingresar en el siguiente enlace: Cactus y Suculentas


Compartí este articulo en tus redes sociales