Plagas y enfermedades del tomate

Plagas y enfermedades del tomate

Compartí este articulo en tus redes sociales

Existen varias plagas y enfermedades que pueden afectar nuestras plantas de tomate.

El tomate es uno de los cultivos más habituales en un huerto urbano. La planta de tomate es facil de cultivar. Por este motivo su cultivo se encuentra tan extendido pero tambien hay muchas plagas y enfermedades en el tomate.

Sin bien es una planta que es atacada por algunas plagas y enfermedades podemos llevar adelante el cultivo de tomate combatiendo esas plagas adecuadamente.

Plagas y enfermedades del tomate

Plagas del tomate

Existen diversas plagas de las plantas de tomate. Generalmente las plagas afectan a la planta entera, desde el tallo y las hojas hasta los propios frutos. Aquí te explicamos las más comunes:

Araña roja

Tambien conocida como arañuela roja. Estos pequeños arácnidos de tonos rojizos o amarillentos son muy pequeños y atacan a la planta succionando sus jugos celulares para alimentarse. El resultado es que las zonas afectadas de la planta se vuelven amarillentas y se acaban necrosando. Cuando hay muchas, forman telarañas fáciles de identificar, que llegan a usar para viajar entre plantas.

Tenemos que prestar atención a esta plaga ya que generalmente cuando las detectamos con su tela de araña suele ser dificil erradicarlas de la planta.

Una forma de evitarlas es mantener la planta sana, con nutrientes y buen riego.

Mosca blanca

Pone sus huevos en el envés de las hojas jóvenes de la planta, para que luego las larvas se alimenten de ellas.

Se las combate con trampas cromaticas.

También es común el ataque del pulgón en las tomateras, que aparece en primavera y otoño y es muy típico en gran variedad de plantas.

Podemos encontrar también a los trips, que ponen sus huevos en los frutos, hojas y flores.

Los minadores de hoja, que hacen la puesta en el interior de las hojas jóvenes, desde donde la larva excava alimentándose.

Enfermedades del tomate

Entre las enfermedades de las tomateras que son más comunes encontramos las siguientes:

El oídio

es un problema originado por hongos que hacen aparecer manchas amarillas y marrones en las hojas, haciendo que estas se arruguen y sequen.

La podredumbre gris

Es ocasionada por un hongo que hace aparecer manchas de color pardo o grisáceo en las hojas, tallos y flores, que además provoca una podredumbre húmeda y blanda en los frutos.

La antracnosis

aparece durante la maduración de los frutos, en forma de manchas con aspecto de podredumbre, que aumentan en tamaño con el tiempo, haciendo los tomates no útiles para su consumo.

El mildiu

Es otro hongo que afecta a la tomatera en todas sus fases de desarrollo y hace aparecer manchas de aspecto húmedo por todas sus hojas y tallos.

Lo primero que notaremos es que en las hojas se habrán manifestado manchas irregulares con un aspecto algo aceitoso. Sin embargo, no siempre es fácil detectar esta etapa, ya que rápidamente necrosarán hasta que se invadirá casi por completo todo el foliolo. Analizando más en detalle la zona afectada descubriremos un fieltro de color blanco (en el envés), y todo ello rodeado con una fina película de humedad.

La alternariosis

provoca manchas circulares con anillos concéntricos, que acaban provocando zonas afectadas de color oscuro y alargado y zonas oscurecidas y hundidas en los frutos.

La podredumbre apical

La podredumbre apical se da cuando las paredes internas del fruto se vuelven grises, pero la superficie del fruto se ve impecable. Ocurre normalmente por causa de una carencia transitoria de calcio durante el cuajado (transición de flor a fruto) y crecimiento del tomate. Un buen suministro de calcio durante la totalidad del ciclo del cultivo ayudará en reducir este trastorno.

Como combatir plagas y enfermedades del tomate ecológicamente

Para terminar, ofrecemos varios consejos para tratar y prevenir plagas y enfermedades del tomate:

Mildiu del tomate

Para evitar el ataque de este hongo se hace necesario que el cultivo del tomate disponga de una buena ventilación, con las plantas lo bastante separadas entre sí. Esto es especialmente importante en el caso de invernaderos, donde la ventilación es más escasa y el hongo puede aparecer más a menudo. Hay que procurar que nunca quede agua estancada en las hojas de la planta.

Alternariosis

Para prevenir la aparición de la alternariosis debes evitar que la humedad ambiental en la cosecha se mantenga demasiado alta, además de mantener el cultivo limpio. Si aparecen síntomas de plantas o frutos afectados, retíralos de inmediato.

Oídio

Como con las plagas, con el oídio lo más importante es una buena higiene del cultivo, sin materia orgánica que se descomponga o atraiga a elementos patógenos. También es importante retirar todas las malas hierbas. Aquí puedes consultar Cómo combatir el oídio con remedios caseros.

Pulgón

Si tus tomates sufren el ataque del pulgón, las infusiones de ajo espolvoreadas sobre la planta son una muy buena forma de luchar contra la plaga de forma ecológica. Si lo que quieres es prevenir su aparición, es importante asegurarse de limpiar el huerto de malas hierbas y restos de otras plantas cultivadas, y mantener bajos los niveles de humedad.

Araña roja

Las medidas para prevenir la aparición de la araña roja son las mismas que con los pulgones. Ten en cuenta que estas aparecen cuando las temperaturas son muy altas, así que sé especialmente cuidadoso en los meses más cálidos. Además, evita los abonos con demasiado contenido de nitrógeno.

Tenemos que prestar atención a esta plaga ya que generalmente cuando las detectamos con su tela de araña suele ser dificil erradicarlas de la planta.

Una de las soluciones es rociar la planta con azufre. Otra opción es rociar la planta con agua y jabón neutro.

Mosca blanca

Una vez más, lo importante es mantener una higiene lo más estricta posible en nuestro huerto, retirando cualquier resto de materia orgánica tanto del tomate como de cualquier otra planta. Además, convienecombati no abonar a final de ciclo, para evitar así que los ejemplares adultos se vean atraídos a los brotes jóvenes.

Se las combate con trampas cromaticas.

Como combatir las plagas del tomate

Tanto si quieres como combatir las plagas del tomate como si quieres prevenir plagas en plantas de tomate puedes utilizar el mismo procedimiento.

Como metodo preventivo podemos rociar con una mezcla de agua, jabon potasico o jabón blanco y aceite de neem cada 7 días. Si tenemos una plaga presente cada 3 días. Luego de las lluvias deberemos reiterar el procedimiento.

Complementa este procedimiento con la utilización de trampas cromaticas.


Compartí este articulo en tus redes sociales