suculenta podrida

Como salvar una suculenta podrida

Compartí este articulo en tus redes sociales

Si llegaste a este articulo puede que se deba a que intentas salvar una suculenta podrida y te preguntas Como salvar una suculenta podrida o Como recuperar una suculenta podrida.

Puede sucederte que compras una suculenta y al poco tiempo la planta comienza a desmejorar su aspecto y si no reaccionamos rapidamente la suculenta se muere. Muchas veces puede deberse a que no conocemos cual es la especie y sus cuidados, otras porque la suculenta ya llegó enferma a nuestras manos.

Algunas personas comienzan con el cultivo de suculentas pensando que son las plantas más fáciles de cuidar y que no requieren de tanta atención como otras. La verdad es algo muy desacertado.

¿Por qué se mueren las suculentas?

El primer error que cometemos con las suculentas es que regamos mas de lo que la planta necesita. Si regamos demas tambien pueden aparecer plagas.

El riego adecuado para una suculenta no es matematico sino el necesario para el lugar donde tengamos nuestra planta. Para regar una suculenta el sustrato debe estar completamente seco.

Debido a que en su mayoria son plantas desérticas, requieren poca agua y por lo general el exceso de agua puede atraerl insectos y plagas. Otro de los problemas que podemos provocar es que se pudran las raíces o el tallo de las plantas suculentas.

Si tu suculenta está deteriorada revisa la planta en busca de áreas infectadas. Suelen aparecer como manchas de color negro o marrón oscuro, generalmente en la parte baja de la planta.

Otro indicador es encontrar la piel del tallo arrugada con un tinte oscuro bordeando el área infectada.

¿Cómo salvar a una suculenta podrida?

Si tu suculenta comienza a deteriorarse tienes que actuar rapidamente.

Si el problema es grave y notas zonas podridas en tu suculenta vas a necesitar:

  • Un cúter o tijeras
  • Alcohol
  • Una maceta
  • Sustrato
  • Carbón

Procedimiento para recuperar una suculenta podrida

  • Retira la suculenta de su maceta. Vaciamos la maceta y la limpiamos con alcohol por si el problema es de hongos.
  • Desinfecta con el alcohol las tijeras de poda o el cúter que utilices.
  • Una vez hecho esto, localiza las zonas amarillentas o cafés del tallo de tu suculenta y córtalo con cuidado.
  • Con tus manos retiras las hojas de la suculenta que estén flojas, amarillas o de otra tonalidad que no sea verde. Si las hojas que salieron no estan deterioradas puede que al colocarlas sobre el sustrato se reproduzcan. No las deseches.
  • Una vez que hayas quitado las hojas observa si el tallo tiene alguna parte de otra tonalidad o al tacto no tiene la misma dureza que el resto.
  • Si el tallo está deteriorado debemos quitar las zonas afectadas. Generalmente el tallo internamente deberia ser verde, las partes afectadas seguramente serán marrones.
  • En los cortes que hayas realizado tienes que colocar azufre o canela canela en polvo para que la herida cicatrice. Generalmente se recomienda dejar una suculenta tratada fuera del sustrato por dos días.
  • Antes de volver a plantar verifica que la raíz de tu suculenta se encuentre en buen estado.
  • Agrega carbon a un nuevo sustrato de suculentas antes de volver a plantar tu suculenta.
  • Una vez que la hayas plantado no la riegues por algunos días.
  • No reutilice ningún material utilizado en la planta infectada.

Una vez que la hayas tratado verifica cual es la especie de suculenta que tienes y cuales son sus cuidados (riego, iluminación).

Si quieres evitar tener tu suculenta podrida

  • Las suculentas prefieren los climas secos, por lo que no deberían colocarse en lugares húmedos.
  • Asegúrate de que tu suelo esté bien drenado, esto hará que la suculenta crezca mejor.
  • Antes de regar asegurate que el sustrato está completamente seco.

Queres ver mas sobre cactus y suculentas? puedes ingresar en el siguiente enlace: Cactus y Suculentas


Compartí este articulo en tus redes sociales