Suculentas Crassula columella

Crassula columella

Crassula columella

Crassula columella es originaria de Sudáfrica y Namibia.

Crassula columella

En su hábitat natural la encontramos en grietas o afloramientos de rocas, compuestas principalmente por cuarcitas.

Crassula columella es una suculenta atractiva de crecimiento lento. Con sus hojas sus tallos aparentan ser tetrangulares. Cada tallo posee cuatro hileras de hojas, muy pequeñas y muy juntas.

Los tallos cortos y verticales crecen hasta 15 cm de altura. Son poco ramificados y forman un grupo compacto.

Sus hojas aterciopeladas que se aprietan alrededor de tallos erectos para formar columnas de cuatro ángulos de hasta 2 cm de diámetro. Las hojas son de color verde amarillento que se tiñen de rojo. Son ampliamente ovadas, cóncavas arriba, convexas abajo, de hasta 0,8 cm de largo y hasta 1 cm de ancho.

Las hojas no son tan puntiagudas, por lo que los cuatro ángulos del tallo quedan ligeramente redondeados.

Las hojas inferiores del tallo pueden ser más amarillentas y rojizas que las más jóvenes.

Sus flores de 1 a 2 milímetros de largo de color crema o amarillo pálido y aparecen en pequeños racimos de punta redondeada sobre un pedúnculo peludo de hasta 5 cm de largo. Florece en otoño.

Cuidados de Crassula columella

Crassula columella

Iluminación

La mejor exposición es a pleno sol o semisombra.

La luz solar intensa realza los tintes rojizos de sus hojas, por lo que aconsejamos ponerla en un lugar luminoso.

Temperatura

Puede soportar temperaturas de hasta -1º C en un sustrato seco. En invierno es conveniente protegerla si la cultivas en el exterior.

Riego

Requiere riegos frecuentes en primavera y verano ya que es su temporada de crecimiento.

En otoño e invierno se puede reducir la frecuencia de riego hasta suspenderlo por completo.

Espera que la tierra se seque por completo antes de cada riego.

El exceso de agua seguramente será fatal.

Sustrato

Requiere de un sustrato poroso y bien drenado.

Es conveniente cultivara en una maceta poco profunda.

Plagas y Enfermedades de Crassula columella

Son susceptibles a las cochinillas y enfermedades fúngicas.

Si llega a sufrir de hongos seguramente deberás aplicar un fungicida sistemico.

Mantenimiento de Crassula columella

Crassula columella

Trasplanta preferentemente durante primavera o verano. Para trasplantar tu Crassula, asegúrate de que la tierra esté seca antes de trasplantar, luego retira la maceta con cuidado. Retira la tierra vieja de las raíces, asegurándote de eliminar las raíces podridas o muertas en el proceso. Trata cualquier corte con un fungicida. Coloca la planta en su maceta nueva y rellene con tierra para macetas, extendiendo las raíces a medida que trasplanta. Deja la planta seca durante una semana más o menos, luego comienza a regar ligeramente para reducir el riesgo de pudrición de la raíz.

Reproducción de Crassula columella

La propagación se puede realizar fácilmente mediante esquejes de tallos o de hojas que se cortan y luego se dejan secar durante una semana antes de plantarlos. El método de propagación más sencillo es en realidad la eliminación y replantación de los numerosos restos, quitando un brote lateral y colocándolo con su base enterrada en un sustrato con buen drenaje. También es posible utilizar semillas, que se sembrarán en primavera y verano.

Si te ha gustado este artículo no dudes en compartirlo en tus redes sociales. De este modo mas personas conocerán sobre los cuidados y reproducción de Crassula columella.

Quieres mas información sobre cactus y suculentas? puedes ingresar en el siguiente enlace: Cactus y Suculentas

Compartí este articulo en tus redes sociales

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Echeveria gusto

Echeveria gustoEcheveria gusto

Echeveria Gusto es una suculenta atractiva y compacta con un hábito de agrupamiento. Es un híbrido de origen desconocido. Es una suculenta de porte relativamente pequeño. Las rosetas de hojas