Graptopetalum Amethystinum

Compartí este articulo en tus redes sociales

Graptopetalum amethystinum es una especie de planta suculenta de la familia de las crasuláceas del género Graptopetalum originaria de Jalisco, México.

Es una aglutinación de rosetas suculentas formada por hojas de forma obovada que cuentan con una importante capa de pruina. Esta pruina le otorga la tonalidad grisácea de sus hojas.

Sus flores aparecen generalmente durante la primavera. Tienen forma de estrella con 5 pétalos de color blanco-amarillo con las puntas de color rojo oscuro.

Cuidados de la Graptopetalum amethystinum

Iluminación

Requiere muy buena iluminación. En lo posible deberemos darle unas 6 horas de luz solar diaria. Si las temperaturas no son extremas podemos darle luz solar directa todo el día. Si nuestro lugar es extremadamente caluroso deberemos protegerla del sol de mediodía.

Temperatura

Resiste temperaturas de hasta -2º C.

La temperatura ideal para su desarrollo se encuentra entre los 18 °C a los 28 °C.

Después de los 30 °C entra en estado de reposo aunque puede resistir hasta 34 °C con el riego adecuado y sin recibir luz solar directa.

Riego

Sus hojas suculentas tienen la capacidad de almacenar agua suficiente para soportar sequias.

Solo debemos regar cuando el sustrato se encuentre completamente seco.

Durante el verano e invierno la planta entra en un estado de reposo y el exceso de riego puede pudrir sus raíces fácilmente ya que es propensa a pudrición de tallo o raíz por exceso de humedad.

Durante el verano podemos regar con mayor frecuencia mientras que en el invierno debe ser esporádico.

Sustrato

El sustrato debe permitir un drenaje rápido. De este modo evitarás el exceso de humedad.

La temperatura más baja en la que puede vivir es de 10 °C sin tener problemas. Pero esta especie puede llegar a soportar -2 °C aunque no de forma prolongada o morirá. Procura no exponerla a esta temperatura por más de 2 días.


Reproducción de la Graptopetalum amethystinum

Se puede reproducir por semillas pero lo más común es utilizar hojas, retoños o esquejes.

Para reproducirla por hojas solo debes arrancarla una hoja con mucho cuidado para obtenerla completa. Luego debes dejarla secar 2 días para que cicatrice la herida y colocarla sobre el sustrato.

Recuerda que este proceso es muy lento.

El método más eficiente es la reproducción por esquejes. Solo debemos cortar un tallo dejando que cicatrice la herida por dos o tres días para luego colocarlo en sustrato. No deberemos regar por 10 a 15 días que es el tiempo que demora en emitir raices.

Quieres mas información sobre cactus y suculentas? puedes ingresar en el siguiente enlace: Cactus y Suculentas


Compartí este articulo en tus redes sociales

Deja un comentario