Suculentas Crassula elegans

Crassula elegans

Crassula elegans

Crassula elegans es una suculenta enana es originaria de Sudáfrica y Namibia.

Crassula elegans

Crece en hábitats semiáridos en suelos arenosos, escondida a la sombra de otras plantas más grandes.

Es una especie muy ramificada, con tallos cortos y crece hasta los 8 cm de altura.

Sus tallos son cortos, algo curvos y muy ramificados.

Sus hojas son ovadas a lanceoladas de color verde intenso. Cuando reciben una buena cantidad de luz solar sus puntas se tornan de color rojo parduzco a rojo rubí.

Las hojas miden 1,5 cm de largo y 0,8 cm de ancho.

Su follaje es compacto y hace que el tallo que se encuentra debajo no sea visible.

Están enhebrados a lo largo de un tallo nervudo y apretados de manera que los entrenudos rara vez son visibles entre ellos.

Sus flores de forma tubular con los pétalos fusionados son muy numerosas y pequeñas de color blanco, crema o amarillentas. Suelen ser ligeramente perfumadas. Florece desde fines del verano hasta el otoño.

Cuidados de Crassula elegans

Iluminación

Deberíamos colocarla a pleno sol o semisombra.

Evita la exposición directa durante las horas más calurosas de los días de verano.

Sus hojas de color verde brillante toman tintes rojos cuando la planta se expone a la luz solar correcta.

Si no recibe la suficiente luz solar puede etiolarse fácilmente.

Temperatura

Si bien puede tolerar hasta -5 °C es conveniente no exponerla a temperaturas inferiores a los 5° C.

Riego

Requiere riegos frecuentes en primavera y verano. Espera que la tierra se seque por completo antes de cada riego.

En otoño e invierno se puede reducir el riego hasta suspenderlo por completo.

Sustrato

Requiere de un sustrato poroso y bien drenado.

Plagas y Enfermedades de Crassula elegans

Puede ser sufrir ataque de cochinillas. Otro problema que solemos tener en su cultivo son las enfermedades fúngicas que surgen del exceso de humedad y la falta de ventilación.

Mantenimiento de Crassula elegans

Las hojas viejas suelen marchitarse en la base de los tallos. Deberás quitar estas hojas para que no resulten refugio para plagas.

Trasplanta según sea necesario, preferiblemente durante la estación cálida.

Para trasplantar asegúrate de que el sustrato se encuentre completamente seco antes de comenzar el trasplante. Comienza a quitar el sustrato de la maceta para liberar las raíces y luego extraer nuestra suculenta de la maceta con cuidado. Quita la tierra vieja de las raíces, asegurándote de eliminar las raíces podridas o muertas en el proceso. Si realizamos cortes en el proceso aplica azufre o canela en polvo.

Reproducción de Crassula elegans

Crassula elegans se puede propagar fácilmente quitando esquejes y plantándolos en un suelo ligero y bien drenado. No deberemos regar el sustrato por unos 15 días esperando que el esqueje emita raices.

También podemos realizar división por matas.

Si te ha gustado este artículo no dudes en compartirlo en tus redes sociales. De este modo mas personas conocerán sobre los cuidados y reproducción de Crassula elegans.

Quieres mas información sobre cactus y suculentas? puedes ingresar en el siguiente enlace: Cactus y Suculentas

Compartí este articulo en tus redes sociales

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *