Echeveria Minima

Echeveria Minima
Compartí este articulo en tus redes sociales

Echeveria Minima es una suculenta de tamaño reducido. Es originaria de México.

Sus hojas de color verde glauco terminan en puntas bien definidas con un tinte rojizo en los márgenes. Se agrupan en rosetas muy compactas de unos 4 cm de diámetro.

La cara superior de las hojas es plana y ligeramente convexo hacia la base. La cara inferior es muy convexa.

El largo de las hojas es de 8 a 20 mm, un ancho de 5 a 9 mm y de 2 a 3,5 mm de espesor.

Produce pequeñas flores amarillas en forma de campana. Sus flores generalmente aparecen en primavera.

Cuidados de Echeveria Minima

Iluminación

Requiere de un sitio muy iluminado donde reciba 6 horas de luz solar por día. Podemos cultivarla a sol directo o semisombra. Deberemos protegerla del sol del mediodía.

Temperatura

No resiste las bajas temperaturas.

Riego

Solo regar cuando el sustrato se seque completamente.

Deberemos intentar que al regar no quede agua en la roseta.

Sustrato

Requiere de un sustrato suelto, que drene correctamente y que cuente con una moderada cantidad de materia organica.

Mantenimiento de Echeveria Minima

Deberemos retirar las hojas muertas del fondo de la roseta. No solo será un refugio de plagas sino que ademas molestará a sus hijuelos.

Reproducción de Echeveria Minima

Puede reproducirse por hojas pero debido a la cantidad de hijuelos que suele dar en la parte inferior del tallo es mas facil reproducirla separando sus hijuelos. Facilmente puede dar una colonia de hijuelos.

Si quieres ver mas información sobre cactus y suculentas puedes ingresar en el siguiente apartado: Cactus y Suculentas


Compartí este articulo en tus redes sociales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te podrian interesar

Crassula falcata

Crassula falcataCrassula falcata

Compartí este articulo en tus redes socialesLa crassula falcata también conocida como Crassula de hoces es una suculenta originaria del Cabo de Buena Esperanza en Sudáfrica. La crassula falcata crece