Echeveria Imbricata

Compartí este articulo en tus redes sociales

La Suculenta Echeveria Imbricata, también conocida como Echeveria Blue Rose. Es un híbrido resultante de la cruza de Echeveria secunda ‘Glauca’ y Echeveria gibbiflora ‘Metalica’.

La imbricata blue rose es una suculenta muy resistente. Es altamente recomendada para principiantes debido a lo fácil de cuidar y de propagar.

Sus hojas forman hermosas rosetas de color verde azulado. Dependiendo de las condiciones climáticas, puede desarrollar un leve color rosado o anaranjado en las puntas de sus hojas.

Saca hijuelos en la parte inferior de su tallo.

Te recomendamos cultivarla en un contenedor mas ancho que alto para que pueda desarrollarse junto a sus hijuelos.

Echeveria Imbricata
Echeveria Imbricata

Florece en primavera o principios de verano y sus flores son de color rojo y naranja en forma de campana.

Echeveria Imbricata
Echeveria Imbricata

Cuidados de Echeveria Imbricata

Iluminación

Requiere de al menos 5 a 6 horas de luz solar por día. Si no recibe la suficiente luz solar puede perder su color azul.

Temperatura

La temperatura ideal se encuentra entre los 15 °C y 24 °C. Pero puede resistir desde los 0 °C hasta un máximo de 40 °C.

Riego

Los riegos deben ser profundos. Para esta Echeveria el riego debe hacerse solo cuando el sustrato está seco.

Sus raíces pueden pudrirse ante el riego excesivo. Por este motivo es importante contar con un buen drenaje del sustrato.

La regularidad de riego varía con la temperatura. Durante el verano deberás aumentar la frecuencia de riego mientras que en invierno deberás disminuirla.

Sustrato

El sustrato que debemos usar puede ser un sustrato de suculentas aunque será beneficioso que le aportemos mas humus.

Mantenimiento de Echeveria Imbricata

Deberemos eliminar con frecuencia las hojas muertas o dañadas para permitir que hojas sanas crezcan en su lugar. Por otra parte estas hojas pueden acumular humedad y atraer plagas.

Reproducción de Echeveria Imbricata

Si necesitas conocer Como reproducir Echeveria Imbricata te comentamos que esta especie es fácil de reproducir. La reproducción de Echeveria Imbricata se puede realizar por hojas o hijuelos. Esta ultima opción es muy sencilla ya que da muchos hijuelos por año. Sus retoños aparecen en la parte inferior del tallo y solo debemos cortarlos para que crezcan como una planta independiente.

Generalmente para extraerlos debemos ladearlos intentando evitar dejar marcada la roseta con nuestros dedos. Una vez que logramos extraerlos es conveniente dejar cicatrizar la herida por dos o tres días y luego colocar en sustrato.

Podemos colocar canela o azugre en polvo en la herida.

Echeveria Imbricata

Si quieres ver mas información sobre cactus y suculentas puedes ingresar en el siguiente apartado: Cactus y Suculentas


Compartí este articulo en tus redes sociales

Deja un comentario